Salmo 19:1
Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
Romanos 1:20
Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
Salmo 33:6
Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.
2 Pedro 3:5
Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,
Jeremías 10:12
El que hizo la tierra con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su sabiduría
Salmo 147:4-5
El cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres. Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito

Génesis 3:1-24

Una pregunta que hizo Dios en el huerto del edén que es válida hasta el día de hoy ¿Dónde estás tú? En qué posición te encuentras hoy, has considerado la advertencia que Dios Padre le hizo a Adán, que el día que comieran del árbol que estaba en medio del huerto morirían. Ciertamente fue así la desobediencia de Adán y Eva los llevo a perder la comunión con Dios, segundo murieron espiritualmente y físicamente y lo más trágico perdieron la eternidad en resumidas cuentas lo perdieron todo. Génesis 3:3.

La desobediencia de los primeros padres trajo consecuencias terribles para toda la humanidad el Apóstol Pablo nos dice: Por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios”, Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Un juicio terrible para toda la humanidad, destituido de la gloria de Dios. Romanos 3:23 – Romanos 5:12.

Amigo – Amiga cuál es tu posición delante de Dios, ¿Dónde estás tú? Quiero decirte que sin Cristo estas muerto espiritualmente y por tu pecado eres enemigo de Dios y excluido de su gloria; además tu vida sin Dios es una vida vacía que no tiene ningún futuro sea la posición económica que tengas y posición económica que tengas y fama y títulos que ostentes y con ello estas arrastrando a toda tu familia a la perdición. Tal como lo hizo Adán con su pecado involucro a toda la humanidad. 

 Desde el principio satanás engaña y engaño  a Eva y Adán los dos tenían la advertencia que no comieran de un árbol que especialmente Dios les había dicho y fueron engañados y comieron del árbol que Dios mando no comer y se le abrieron los ojos del bien del mal, y es así que hoy en día la sutiliza de satanás para engañar a través del pecado a la humanidad, y a lo bueno lo llama malo y a lo malo es bueno quiere decir que transgredir los valores éticos y morales de la palabra de Dios no es malo, vivir una vida desenfrenada de pecados, vicios, inmoralidades es normal y están común en nuestros días que la sociedad en un principios los rechazo después se acostumbró y ahora le parece normal y tiene nombres como la diversidad la inclusividad hoy día se nos dice que tenemos que ser inclusivos y diversos. Isaías 5:20.

Las consecuencias las tenemos a la vista una sociedad sin los principios de Dios está en peligro ya que tenemos hoy en día robos, delincuencia, crímenes, prostitución infantil, violencia familiar, drogadicción alcoholismo, tabaquismos, odios, mentiras, engaños etc. Por ello tu que estas  alejado de Dios tienes que reconsiderar tu caminar  el camino que llevas a donde te conduce, tu actitud para enfrentar la vida esta errada ya que sin Dios nada somos en el mundo y mi consejo en esta hora busca a Dios mientras tanto tengas

 Tiempo porque mañana será   demasiado tarde hoy es el día de salvación. Después de que comieron el fruto prohibido sus sentidos se abrieron ahora sabían el bien y el mal, se hallaron desnudos temerosos sin la protección de Dios estaban a la deriva buscando culpable poniendo excusas, desde el Edén el hombre y la mujer viven de excusas y Adán fue el primero la mujer que me distes me - dio del árbol y comí, pero era una excusa pobre ya que los dos estaban notificados que no podían comer de aquel árbol. Y hoy la humanidad no puede colocar excusas ya que la palabra de Dios dice:
Pero Dios habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgara al mundo con justicia, por aquel varón a quien designo, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. Hechos 17:30-31.

Tu amigo y amiga por donde caminas, si te encuentras lejos de Dios estas en problemas porque vives en la esclavitud del pecado y no eres libre y sigue advirtiendo la biblia sobre el final  de aquellos que persisten en su mal caminar y nos dice: Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagara a cada uno conforme a sus obras:

Vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad. Pero la ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad sino que obedecen a la injusticia. Porque hay caminos que a hombre le parece derecho pero su fin es de muerte Rom 2:5-8 – Prov. 14:12.

Pero hay buenas noticias de Dios para tu vida Aun es tiempo para recibir el perdón de Dios a través de su hijo Jesucristo la biblia dice: PORQUE DE TAL MANERA AMO DIOS AL MUNDO QUE HA DADO A SU HIJO UNIGÉNITO, PARA QUE TODO AQUEL QUE EN EL CREE, NO SE PIERDA MÁS, TENGA VIDA ETERNA. Juan 3:16.

En su gran amor Dios Padre ha provisto salvación para todo el que cree. Dios te quiere volver al comienzo la eternidad que perdieron Adán y Eva, Dios nos vuelve a ella por medio de Jesucristo, si tú crees en Cristo y el sacrificio que hizo por ti y por mí en la cruz serás salvo y añade la biblia: Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porqué con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.  Romanos 10:9-10 y Juan 14:6.

Related Articles

Su encuentro con Dios

  • CUATRO PRINCIPIOS ESPIRITUALES

    Así como hay leyes naturales que rigen el universo, también hay Principios espirituales que rigen nuestra relación con Dios.

    PRIMER PRINCIPIO

    Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en EL cree no se pierda más tenga vida eterna. Juan 3:16.

    EL PLAN DE DIOS

    Cristo afirma “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10b (Una vida completa y con propósitos) ¿Por qué es que la mayoría de las personas no están experimentando esta “vida en abundancia”.

    SEGUNDO PRINCIPIO

    El hombre es pecador y está separado de Dios; por lo tanto no puede conocer ni experimentar el amor y el plan de Dios en su vida. EL HOMBRE ES PECADOR.

    Dice la biblia: “Por cuanto todos pecaron, y están destituido de la gloria de Dios.”

    El hombre fue creado para tener comunión con Dios, pero debido a su terca voluntad egoísta, escogió su propio camino y su relación con Dios se interrumpió. Esta voluntad egoísta caracterizada por una actitud de rebelión activa indiferencia pasiva, es evidencia que la biblia llama pecado.

    EL HOMBRE ESTA SEPARADO DE DIOS

    “Porque la paga del pecado es muerte…” Romanos 6:33.

    (O sea separación espiritual de Dios)

    Dios es santo y el hombre pecador. Un gran abismo los separa. El hombre está tratando continuamente de alcanzar a Dios y la vida en abundancia, y cruzar este abismo de separación mediante sus propios esfuerzos: la religión; la moral; la filosofía; las buenas obras; etc.

    TERCER PRINCIPIO

    (Nos da la única solución al problema)

    Jesucristo es la única provisión de Dios para el pecador solo en él puede usted conocer y experimentar el amor y el plan de Dios.

    MURIO EN NUESTRO LUGAR

    “Más Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

    EL RESUCITO

    Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado, y…resucito al tercer día, conforme a las Escrituras;…apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos…” (1 Corintios 15)

     CRISTO ES EL UNICO CAMINO

     Jesús dice: Yo soy el camino y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mi” (Juan 14:6).

    Había una pared que nos separaba de Dios, esa pared era el pecado, y Jesucristo el hijo de Dios al morir en la cruz en nuestro lugar derribo esa pared y ahora hemos sido justificados con la sangre de Cristo y nos dio la entrada a tener comunión con Dios Padre.

    (No es suficiente conocer estos tres principios y aun aceptarlos intelectualmente)

    CUARTO PRINCIPIO

    Debemos individualmente recibir a Jesucristo como Señor y Salvador para poder conocer y experimentar el amor y el plan de Dios para Nuestras vidas.

    DEBEMOS RECIBIR A CRISTO

    “Más a todos los que le recibieron, a los que cree en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” Juan 1:12.

     RECIBAMOS A CRISTO MEDIANTE LA FE

    “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, (sacrificios materiales o físicos) para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9.

     USTED PUEDE RECIBIR A CRISTO HAGA ESTA ORACION (Orar es hablar con Dios)

    Señor Jesucristo: Gracias porque me amas entiendo que te necesito. Te entrego mi vida y te recibo como mi Señor y Salvador. Perdona todo mi pasado, hazme la persona que tú quieres que sea. Gracias por perdonar mis pecados. Gracias por entrar en mi vida y escuchar mi oración.

    LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA

    Si usted hizo esta oración es parte de la familia de Dios, y no es del que quiere o puede o tiene recursos es del que Dios tiene misericordia y él ha tenido misericordia de usted, porque Dios mismo lo eligió y como hijos agradecidos tenemos que congregarnos en una iglesia para estimularnos a la verdadera amistad entre hermanos y hacer la voluntad de Dios y congregándose comprenderá a través de la palabra de Dios el propósito y la misión que Dios tiene para su vida.